EL ÉXITO SONRÍE A LA PREPARACIÓN

22 Ago

Por: Antonio Aponte

 

Ya es unánime la percepción de la crisis, las declaraciones de los bandos evidencian que se agudiza al máximo la pugna por el poder, todos los sectores del país participan de la discusión, desde los militares hasta los choferes, esto es una señal clara de la crisis.

La crisis es, a pesar de lo que diga carlos blanco, una magnífica oportunidad para avanzar. Podemos decir que las crisis son necesarias estaciones en el avance de las revoluciones y son, simultáneamente, de alto peligro de restauración. El triunfo no es mecánico, dependerá de la inteligencia, organización y conciencia que alcancen las fuerzas revolucionarias. El éxito sonríe a la preparación.

Es necesaria la preparación de la Revolución para la etapa que se avecina, en la que cambiarán, necesariamente, las reglas del juego: antes, la preparación, la maquinaria electoral, la propaganda, los “jingles”, los puntos rojos, las pancartas, estaban en primer lugar. Ahora la movilización consciente de la mayoría actuante cobra primacía, la claridad de las líneas de mando es vital, la disciplina y, sobre todo, la claridad de las ideas, la definición de objetivos.

El partido debe ser maquinaria electoral, pero también organización capaz de actuar con fuerza en situaciones de efervescencia social. La estructura debe estar lubricada de tal manera que pueda funcionar aun en condiciones extremas, de manera que las indicaciones de la dirección lleguen expeditas al último rincón de la nación.

Simultáneamente, cada estructura, cada militante debe estar preparado para actuar de manera aislada, conocer el espíritu del partido a tal punto que pueda reproducirlo sin necesidad de una indicación. Recordando aquella directriz de los clásicos: “un revolucionario, aun en condiciones de aislamiento total, es capaz de actuar como revolucionario, de transformarse en su propio comandante, en su propio ejército.”

Sería conveniente que se declarara alerta al pueblo y a la militancia, explicar las intenciones paraelectorales del imperio y de los lacayos nacionales, que todo el mundo esté claro de lo que hoy se decide, blindarnos frente al engaño.

Sería conveniente, ya es hora de formar organismos de emergencia, que sean capaces de analizar la nueva situación, sus cambios acelerados. Conocer al enemigo y conocernos nosotros. No son suficientes las encuestas positivas, las manifestaciones de cariño al Comandante, es necesario “organizar el amor”.

La fusión con el pueblo debe profundizarse, esa es la garantía de preservación de la capacidad operativa de la Revolución.

La ideología revolucionaria es el pilar principal de la preparación frente a la crisis. Es urgente, imprescindible, una gran emoción alrededor del estudio, de la discusión ideológica. El estudio debe ser condición esencial en la vida del pueblo, saber cuál es la meta, cuáles las intenciones, los móviles de la Revolución nos harán invencibles.

La Revolución debe defenderse y prepararse para avanzar, guiar al pueblo en la resistencia a la ofensiva oligarca que asoma en el horizonte.

Las cartas están lanzadas, el éxito favorecerá a los precavidos. Guerra avisada sólo derrota a los descuidados.

¡Sin Chávez no hay Socialismo, sin Socialismo no hay Chávez!

Anuncios

Tu Opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: